Familiares de ‘Kiko la Quema” le claman se entregue

 


Santo Domingo.-Yo quiero que el presidente (Luis Abinader) y la Policía entiendan que soy la última persona que él (Kiko la Quema) va a buscar, porque sabe que lo voy a entregar”, dijo ayer Santos Isabel Figuereo Bautista, quien es hermano mayor del prófugo José Antonio Figuereo Bautista “Kiko la quema”, buscado por microtráfico de drogas y otras acusaciones.

Figuereo Bautista aseguró ayer que no tiene conocimiento del paradero de su consanguíneo, y si lo tuviese, fuese el primero en entregarlo a la Policía. “Cuando él era menor de edad, yo lo entregué dos veces al fiscal de aquí, acompañado del padre, pero ya él es un viejo de 47 años. Ya se salió de mis manos, no puedo hacerme cargo de sus acciones”, manifestó Santos Figuereo sobre el fugitivo. Asimismo, estableció que tiene más de 6 meses sin ver a su hermano en persona porque no tienen buena relación.

“Yo tengo como 6 o 7 meses sin verlo porque cuando nos vemos yo me la paso aconsejándolo y no nos llevamos. La última vez que le cayó la Policía él pensó que fui yo que lo entregué”, declaró.

Atropellos y maltratos

Es por esta razón que Santos Figuereo Bautista pidió al presidente Abinader detener los atropellos y maltratos que están cometiendo los agentes policiales con los familiares.
“Hemos sido maltratados. Nosotros no tenemos nada que ver con Kiko, la Policía está acabando con nosotros. No podemos pagar por lo que él hace”, afirmó Santos Figuereo.

Dijo también que desde el fin de semana pasado la Policía está yendo a las casas de los familiares del criminal, donde, sin permisos de un juez, enterraron arbitrariamente para desarrollar “investigaciones de lugar”. A esto se agregan los golpes y la tortura que han recibido a manos de los agentes. 

“A mí me estuvieron tres días detenidos y a dos hermanas mías la secuestraron para someterla por lavado de activos, sin esas mujeres tener nada que ver con eso. Es un abuso”, dijo con tristeza Santos Figuereo. Además, señaló al coronel comandante de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) en Cambita Garabito como uno de los principales responsables de los golpes que ha recibido. “El coronel me agarró y lo último que me puso fue un cuchillo en cuello para que le dijera dónde está escondido y no sé nada”, indicó.

Mientras tanto, Figuereo se encuentra en espera de que su pariente, kiko la Quema, se entregue a las autoridades judiciales para que se detengan la persecución policial que sufren sus familiares. “Nosotros lo que queremos es que él se entregue o que se vaya del pueblo para nosotros poder vivir tranquilo”, expresó José Daniel Tejeda, quien es primo segundo del cabecilla de la organización delictiva. Los operativos encabezados por los integrantes del cuerpo del orden se intensificaron ayer, luego de que el presidente Abindaer exhortara a Kiko la Quema entregarse inmediatamente a las autoridades.


Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente

RADIO DE BENDICION